ENTRENAMIENTO EN CASA

ENTRENAMIENTO EN CASA

ENTRENAMIENTO EN CASA

¿Estamos todos de acuerdo en que mantener un estilo de vida saludable nos aporta múltiples beneficios tanto a nivel físico como psicológico? ¡¡Estupendo!!

Ten por seguro que introducir una rutina física en nuestro día a día no sólo nos proporcionará mejoras a nivel estético, sino que producirá una serie de cambios realmente asombrosos en tu vida. Hace que desconectes de la realidad y del exceso de información negativa, por lo que conseguirás reducir la ansiedad, mejora tu humor y tu estado anímico, hace que duermas más y mejor…

Pero ahora te pregunto, ¿cuándo hay tiempo para hacer deporte?

Quizás estás hasta arriba de trabajo, la casa, los niños… No tienes tiempo para ir al gimnasio, ni salir a andar ni nada de nada… ¿seguro?

¿Serías capaz de sacar al menos 20 minutos al día? ¡¡Seguro que sí!!

Es cierto que hay muchas personas que están acostumbradas a entrenar en el gimnasio y les cuesta adaptar sus rutinas a cualquier otro espacio, pero si aprendes a entrenar con tu cuerpo, el mundo entero será tu gimnasio, y esto incluye tu propia casa.

Olvídate de dejarte una pasta en gimnasios, de aguantar malos olores, o de esperar colas interminables para usar una máquina.

Mucha gente piensa que para entrenar y ponerte en forma necesitas ir al gimnasio… ¡¡Para nada!!

¡¡El gimnasio eres tú!!

El mayor secreto para ponerse en forma es querer. Puedes entrenar en tu casa, en el parque, en la playa… exprimir tu día al máximo y recuperar tu forma física.

Infinitas son las opciones que hay para ejercitarse, y entrenar en casa tiene muchas ventajas, te cuento algunas:

  • Ahorras mucho tiempo. Aunque tengas el gym al lado de casa, entre ir y venir se te van 15 o 20 minutos, y eso sin contar que si vas en coche, gastas gasolina, busca aparcamiento, llego tarde a la clase… 
  • Entrena en cualquier lugar. Cuando entrenas con el peso de tu cuerpo, puedes hacerlo donde quieras y cuando quieras, según tu conveniencia. De viaje en la habitación de tu hotel; en la calle aprovechando el mobiliario urbano. Cualquier lugar es bueno para entrenar. No requiere material especial, ni pesas, ni máquinas sofisticadas. Sin prisas ni horarios. Eres tú y tu cuerpo.
  • Serás cada vez más fuerte. La fuerza no se mide por el tamaño de la pesa que levantas. Si no eres capaz de mover libremente el peso de tu cuerpo, ni estás en forma ni estás fuerte. ¿cuánta gente conoces capaz de levantar 140 kilos en una sentadilla y luego no son capaces de aguantar 30 segundos haciendo la “plancha”? Piénsalo.
  • Ahorras mucho dinero. ¿cuánto te cuesta un gimnasio al año? ¿300 euros? ¿400 euros? Entrenar en casa es barato y sencillo. Si quieres, puedes comprar algo de material extra para darle más intensidad a tus entrenamientos. ¡O fabricarlos tú mismo! ¿En serio? ¡¡Claro!! Coge botellas y garrafas de agua y llénalas de arena, ahí tienes tus pesas. Sigue nuestra cuenta de Instagram y verás muchos más trucos como éste.

También es cierto que existen muchos centros deportivos con grandes profesionales que te ayudarán a planificar un entrenamiento según tu estado físico, con supervisión continua y monitorización de tus resultados, lo que eleva tu entrenamiento a un nivel superior. Decidas la opción que decidas según tus prioridades, lo importante es comenzar.

Empieza poco a poco. Igual hace ya mucho tiempo que dejaste de hacer deporte o nunca te has puesto en serio. No pasa nada.

Cuando empiezas a hacer cualquier actividad, es muy importante hacerlo de forma progresiva. De nada sirve que te pegues hoy un palizón y la semana que viene lo dejes.

Empieza haciendo pocas repeticiones, y a medida que mejore tu forma física, ¡auméntalas! Pero no te pegues una paliza tu primer día. Recuerda que tu principal objetivo es adquirir el hábito. Ya habrá tiempo de entrenar con más intensidad a largo plazo.

¿Te cuento algunos beneficios de practicar ejercicio con regularidad?

  • Después de entrenar, tu mente aumenta considerablemente su capacidad de concentración.
  • Mejora nuestro humor y nuestro estado anímico. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo produce de forma natural dopamina, que es una sustancia química que regula, entre otras cosas, el placer y la motivación.
  • Duermes mejor por las noches, con un sueño más profundo y de mejor calidad.
  • Estimula tu metabolismo. Es cierto que mientras hacemos ejercicio quemamos calorías, pero… ¿y después? ¡¡También!! Aumentar tu masa muscular te ayudará a quemar grasa y bajar de peso debido a que el músculo también quema calorías en reposo para mantenerse. 
  • Fortalece tu corazón, mejora tu capacidad pulmonar y estimula la motilidad intestinal. Este apartado da para escribir un libro… Consulta más haciendo clic aquí.

Y ahora te pregunto, ¿todavía sigues poniéndote excusas absurdas para no moverte?

¡¡Déjate de rollos y a darle caña al body!!

Entra en nuestra TIENDA y mira todas las novedades que tenemos.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies